Ansiedad

Ansiedad, síntomas y tratamiento

La ansiedad, origen, síntomas y tratamiento

El origen de la ansiedad, está en el sistema de alarma interno que todas las personas tenemos. Este sistema, nos ayuda a estar atentos a posibles peligros en nuestro entorno, así como a adaptarnos a situaciones nuevas. Esta alarma nos prepara para enfrentarnos a las amenazas o a para huir de ellas. Por desgracia, en ocasiones las personas mantenemos activado dicho sistema de una forma indiscriminada, de tal forma que se pueden encender señales de alarma ante situaciones, cosas o personas que en realidad no representan peligro alguno. Esto es lo que los psicólogos clínicos definimos como ansiedad.

La persona que sufre ansiedad presenta una reacción desproporcionada (psicológica, fisiológica y conductual) ante aquello que percibe como una amenaza. Por ejemplo, cuando un profesor les pregunta a sus alumnos si tienen alguna duda, un estudiante con fobia social, al imaginarse a él mismo preguntando algo pensará “creerán que soy tonto” (reacción psicológica), su pulso se acelerará y le sudarán las manos (reacción fisiológica), y en consecuencia preferirá permanecer callado y no preguntar (reacción conductual).

Existen diferentes trastornos de ansiedad, entre los cuales están la ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, la agorafobia, la fobia a objetos, animales o situaciones específicas, el trastorno obsesivo compulsivo o el trastorno por estrés postraumático. Todos estos tipos de ansiedad comparten dos elementos comunes, que son el miedo y la preocupación.

Algunos de los síntomas de ansiedad más frecuentes son:

  • Tensión muscular.
  • Dolores de cabeza.
  • Mareos o nauseas.
  • Irritabilidad.
  • Palpitaciones.
  • Sofocos o escalofríos.
  • Sudoración excesiva.
  • Tendencia a evitar algunos lugares o personas.
  • Vergüenza excesiva.
  • Preocupaciones o dudas constantes.
  • Pensamientos repetitivos y perturbadores.
  • Miedo a estar gravemente enfermo.
  • Miedo a una muerte inminente.

Tratamiento de la ansiedad

Para tratar los trastornos de ansiedad de forma eficaz, los psicólogos empleamos diversas técnicas de terapia cognitivo conductual como son las técnicas de exposición con prevención de respuesta, la desensibilización sistemática, la parada de pensamiento, técnicas de relajación y mindfulness entre otras. La correcta aplicación de estas técnicas por parte de un experto produce resultados muy positivos y un alto porcentaje de los pacientes mejora satisfactoriamente.

Si quieres iniciar terapia, pide cita en la consulta de Barcelona, ya sea llamando por teléfono o a través de esta web. Si no puedes desplazarte hasta aquí, pide información sobre la terapia online y empieza tu tratamiento sin salir de casa.