¿La suerte está echada?

Ludopatia
Los juegos de azar han estado presentes en diversas culturas a lo largo de la historia, siendo una forma tradicional de ocio y llegando a ser un elemento de unión social importante, tal es el caso de las apuestas en los deportes tradicionales vascos, juegos de cartas como el mus, o la lotería de Navidad. Sin embargo, en la actualidad cuando pensamos en el juego nos viene a la mente otro tipo de apuestas como son el bingo, el póquer, las máquinas (traga perras) o las apuestas deportivas a través de Internet.
adiccion al juego
Durante las últimas décadas este tipo de juegos de azar se han convertido en parte de nuestro entorno, ya que en España estamos rodeados de locales donde se puede apostar (bares, bingos, casinos, etc.) y la publicidad relacionada con apuestas online nos bombardea constantemente. Todo esto supone un riesgo muy importante para la salud, ya que facilita el inicio del juego y hace que este tipo de “pasatiempos” sean vistos por la gente como algo “normal”, sin que se preste atención al riesgo de desarrollar una adicción tan grave como es la ludopatía.
¿Qué es la ludopatía?
La ludopatía es un patrón de juego problemático que provoca un gran malestar psicológico y que puede causar problemas a nivel personal, familiar y laboral. El jugador patológico suele jugar de forma descontrolada, e invierte grandes cantidades dinero y de tiempo, con frecuencia el jugador apuesta más dinero del que había planeado jugar inicialmente. Las personas con este problema sienten un deseo intenso de jugar y piensan constantemente en el juego.
La ludopatía puede afectar tanto la salud física, como la mental de quienes sufren este problema. Por otra parte, el juego patológico puede acarrear problemas económicos, legales y, sobre todo, puede afectar al jugador a nivel social y familiar, puesto que éste puede arriesgar e incluso perder la relación con su familia o amigos a causa del juego.
En España, se estima que entre el 1,5 y el 4,5 % de la población tiene problemas con el juego y es posible que en los próximos años estas cifras aumenten, ya que cada vez es más fácil tener acceso a lugares físicos o virtuales para apostar. Además, con la aparición de los sitios de apuestas online (ya sean juegos de azar o apuestas deportivas) las grandes compañías transnacionales que manejan estas páginas web han visto una gran oportunidad de negocio y por ello no escatiman esfuerzos para que estemos rodeados de su publicidad en radio, televisión, prensa, Internet, etc. Todo ello, aumenta el riesgo de desarrollar problemas con el juego, principalmente entre la población joven que es la que mayor uso hace de este tipo de aplicaciones informáticas para apostar.
Si crees que tienes problemas con el juego o conoces a alguien que los tenga, consulta a un profesional (médico o psicólogo) para que te oriente y ayude a enfrentar este problema. También existen grupos de ayuda y asociaciones de exjugadores que pueden apoyarte para dejar de jugar.
Enlaces de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*