Horario: Lunes - Viernes: 9:00 - 21:00
TERAPIAS

Terapia infantil y juvenil.

Las etapas infantil y juvenil son de vital importancia para el desarrollo normal del menor, por ello, la detección precoz de algún posible problema del desarrollo, de un trastorno psicológico o de conducta, es crucial, ya que permite un tratamiento oportuno, ayuda a prevenir la cronificación de los problemas actuales o la aparición de problemas futuros. En resumen, la atención psicológica temprana permitirá que el menor tenga un mejor tratamiento, aumentando así sus opciones de recuperación.

Para que la terapia infanto-juvenil tenga el mejor resultado posible, es muy importante la colaboración de los padres y el centro educativo (psicólogo/psicopedagogo escolar, tutor, etc.). En el caso de la familia, la terapia les dotará de las herramientas necesarias para la gestión de los problemas de su hijo, mientras que la colaboración del centro educativo permitirá un trabajo coordinado, centrado en las necesidades e intereses del menor.

 

 

¿Cuáles son los problemas más comunes en la infancia?

La infancia es un período en el que ocurre la mayor parte del crecimiento de un ser humano. A nivel psicosocial, es durante este período que el menor inicia su desarrollo social y emocional, adquiriendo las habilidades necesarias para poder relacionarse, jugar, comunicarse, aprender, experimentar emociones, etc. Algunos de los problemas que más comúnmente aparecen en esta etapa, son los siguientes: 

  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Trastornos del espectro autista.
  • Problemas en la gestión de sus hábitos.
  • Dificultades en el aprendizaje, dislexia, trastornos del lenguaje, altas capacidades y alteraciones en el rendimiento escolar.
  • Problemas relacionales y de comunicación.
  • Trastornos del apego y en las relaciones familiares.
  • Trastornos adaptativos (producidos por cambios como pueden ser un nuevo hermano, nueva casa, nueva escuela, etc.).
  • Trastornos del estado del ánimo: depresión infantil, irritabilidad, tristeza, desmotivación (el menor presenta una disminución del interés en actividades que anteriormente disfrutaba), pérdida del apetito, etc.
  • Pérdidas y duelo (por muerte, por pérdida de relaciones, separaciones y divorcios, etc.).
  • Procesos de adopción.
  • Somatizaciones (síntomas físicos sin causa fisiológica).
  • Trastornos provocados por experiencias traumáticas.
  • Trastornos de ansiedad, fobias, miedos y tics.
  • Bullying o acoso escolar.
  • Adicción a las pantallas o uso abusivo de las mismas.
  • Trastornos de conducta (desobediencia, negativismo, agresividad, dificultades de regulación y gestión emocional, dificultades de adaptación).
  •  

¿Cuáles son los problemas más comunes en la adolescencia?

La adolescencia es una etapa que implica múltiples cambios físicos, emocionales y sociales, en definitiva, es un periodo vital para el desarrollo del menor. En esta etapa, los menores son altamente vulnerables y a desarrollar trastornos mentales o patrones de conducta problemáticos. La OMS estima que entre el 10 y el 20% de los adolescentes sufren de trastornos mentales, pero en muchos casos éstos no son diagnosticados ni tratados, generando problemas para su salud a largo plazo. Por lo tanto, la adolescencia es una etapa en la que es sumamente importante promover el bienestar psicológico a través de una correcta educación emocional, un fortalecimiento de las habilidades comunicativas y de resolución de problemas.

Algunos de los trastornos ya expuestos como comunes en la infancia, también lo son en la adolescencia, como:

  • Trastornos de ansiedad.
  • TDAH
  • Depresión y otros trastornos del estado de ánimo.
  • Pérdidas y duelo (por muerte, por pérdida de relaciones, separaciones y divorcios, etc.).
  • Baja autoestima, inseguridad.
  • Dificultades de relación con sus iguales.
  • Trastorno por estrés postraumático.
  • Bullying, ciberbullying y problemas en el ámbito escolar.
  • Fracaso escolar.
  • Dificultades en las relaciones familiares y sus dinámicas: problemas de comunicación, discrepancias con los estilos educativos, límites, conflictos, abandono de un progenitor, etc.

Por otro lado, encontramos otros trastornos y dificultades que suelen tener su inicio durante la adolescencia:

  • Trastornos de conducta.
  • Conductas obsesivas y/o compulsivas.
  • Problemas relacionados con la sexualidad.
  • Ideación y conducta autolesiva.
  • Problemas de orientación vocacional.
  • Trastornos de la conducta alimentaria, TCA.

Si quieres iniciar terapia individual, pide cita en la consulta de Barcelona, ya sea llamando por teléfono o a través de esta web. Si no puedes desplazarte hasta aquí, pide información sobre la terapia online y empieza tu tratamiento sin salir de casa.

Reserva de Citas
Online, de forma cómoda y rápida. Accede ahora.
SOLICITA UNA CONSULTA
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram