Horario: Lunes - Viernes: 9:00 - 21:00
hello world!
17 de junio de 2022 

Reconocer durante la edad adulta el estilo de apego

Como adultos es difícil recordar con precisión los aspectos que caracterizaron la relación que tuvimos con nuestro principal cuidador durante la infancia.

Estos son unos indicadores que nos pueden ayudar a identificar los estilos de apego en el adulto:

Estilo de apego seguro

Las personas con un estilo de apego seguro ven al otro como un recurso, una posible fuente de apoyo. Tienen una buena autoestima, con excelentes estrategias de afrontamiento para hacer frente a eventos estresantes. Tienen tendencia a establecer relaciones de pareja igualitarias donde, nadie intenta superar al otro. Son confiados (dan y esperan confianza) porque han aprendido a creer en sí mismos y en los demás. Lo más importante es que se sienten dignos de amor, por lo que no necesitan constantes aprobaciones por parte de los demás. Los indicadores de un estilo de apego seguro incluyen:

-Habilidad para comprender y regular las propias emociones.

-Buena resistencia al estrés.

-Habilidad para buscar y brindar apoyo emocional.

-Autonomía emocional

-Habilidad para establecer vínculos íntimos y recíprocos.

-Buena autoestima

La persona con un estilo de apego seguro se siente cómoda en las relaciones íntimas. Es capaz de regular bien las distancias entre él y el otro, no teme a perder su individualidad.

Estilo de apego inseguro evitativo

Aquellos con un estilo de apego evitativo ven al otro como una amenaza de la que protegerse. Para estas personas, las relaciones no son un lugar seguro, por lo que tienden a establecer vínculos superficiales. Los indicadores de un estilo de apego evitativo son:

-Incapacidad para establecer vínculos profundos.

-Dificultad para manejar la intimidad emocional o física

-Experimentar un fuerte sentido de independencia.

-Miedo a perder ese fuerte sentido de independencia.

-Establecer una fuerte distancia entre uno mismo y el otro.

-Dificultad para confiar

-Ver en los vínculos más íntimos una amenaza para uno mismo

-Creencia de no necesitar a los demás

Debido a estos rasgos, las relaciones afectivas son incapaces de alcanzar fuertes niveles de profundidad. Grados crecientes de intimidad equivalen a niveles crecientes de ansiedad en el sujeto con estilo de apego evitativo. La autoestima a menudo se rige por el grado de productividad: cuanto más produzco, más valgo.

Estilo de apego inseguro ambivalente

Si la persona con apego seguro ve al otro como un recurso, el evitativo ve al otro como una amenaza, el inseguro ambivalente ve al otro como la única fuente de seguridad. Las características de este estilo de apego son el miedo al rechazo, el miedo al abandono y la tendencia a la codependencia. La persona emocionalmente ansiosa tiende a sentirse abrumada por los acontecimientos.

La persona con apego ambivalente cree que debe cuidar los sentimientos de los demás, incluso a costa de sus propias necesidades. Por eso tiende a relacionarse con personas problemáticas. Los indicadores de un estilo de apego ansioso son:

-Tendencia a crear lazos "pegajosos".

-Alta sensibilidad a la crítica.

-Dificultad para cooperar con otros sin competir.

-Tendencia a los celos.

-Baja autoestima.

-Necesidad constante de la aprobación por parte de los demás.

-Miedo intenso al rechazo.

-Miedo importante al abandono.

-Dificultad para estables vínculos igualitarios.

Tanto en el estilo de apego evitativo como en el ambivalente, la autoestima se regula desde el exterior. En la persona con estilo ambivalente, la autoestima se rige por el grado de aprobación por parte de la pareja.

Estilo de apego desorganizado

El apego desorganizado se caracteriza por una fuerte inconsistencia. Existe una alta correlación entre un estilo de apego desorganizado y un trauma infantil. De hecho, en el pasado de estos adultos, a menudo se ocultan episodios traumáticos o experiencias de abuso de larga duración. El apego desorganizado es también el que más se correlaciona con diversos trastornos de personalidad.

El comportamiento extremadamente inconsistente y oscilante se manifiesta también en la forma de ver al otro, que unas veces es visto como benévolo y fuente de seguridad y otras veces como una amenaza de la que defenderse. Los límites entre uno mismo y el otro están muy mal regulados: se pasa por grandes distancias o por una cercanía que la persona acaba percibiendo como asfixiante.

Este estilo de apego está relacionado con: los trastornos de personalidad, el consumo de sustancias, los trastornos del estado de ánimo y las autolesiones. Todo comienza con la incapacidad de regular de forma independiente los propios estados emocionales.  Las personas con un estilo de apego desorganizado no tuvieron referentes psicoafectivos saludables. Los indicadores de un estilo de apego ansioso son:

-Incapacidad para reconocer y regular las propias emociones.

-Autoestima fluctuante

-Volumen demasiado alto de emociones o emociones inaccesibles

-Sensación de vacío emocional.

-Dificultad para regular la distancia entre uno mismo y los demás.

TODOS LOS ARTÍCULOS
Reserva de Citas
Online, de forma cómoda y rápida. Accede ahora.
SOLICITA UNA CONSULTA
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram